La salud bucodental influye en el resto del cuerpo

La salud oral influye en otras partes del cuerpo, ya que muchas patologías pueden manifestarse en ella. «Pienso en mi boca, cuido mi salud» es el lema del Día Mundial de la Salud Bucodental en 2018.

Los expertos explican que existe un vínculo entre la boca y la salud general. Una de cada dos personas sufre gingivitis y una de cada tres, periodontitis.

Estas dos enfermedades se pueden prevenir con una correcta higiene bucal, las personas con estas patologías tienen más probabilidades de sufrir enfermedades como la diabetes o patologías cardiovasculares.

Además, si te falta alguna vitamina pueden aparecer aftas o queilitis en la cavidad oral. Es aconsejable las revisiones con el dentista para prevenir enfermedades y conocer nuestro estado de salud general, ya que hay enfermedades que pueden dar sus primeras señales en la boca.

Neumonía

«Ciertas bacterias presentes en la boca pueden ser arrastradas hacia los pulmones y, en consecuencia, causar neumonía y otras enfermedades respiratorias», informan los profesionales del Centro de Innovación Odontológica Arturo Soria, expertos en implantes dentales en Madrid.

Obesidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 13% de la población mundial presentan obesidad, una enfermedad que se ha triplicado desde los años 70 en España, y se considera una de las grandes epidemias del siglo XXI.

Es fundamental seguir una dieta sana y equilibrada, para no sufrir esta enfermedad y también para reducir las enfermedades bucodentales. Según un estudio de Harvard School of Public Health asegura que la obesidad puede causar enfermedades periodontales.

Salud oral y embarazo

El embarazo afecta a la salud bucal de la mujer, ya que se altera la placa bacteriana y el sistema inmunitario. El 75% de las embarazadas tienen gingivitis, y un 25% periodontitis.

Es aconsejable en esta etapa cuidar las encías, porque la salud oral de la mujer gestante influye directamente en la salud del bebé.

Además, los vómitos excesivos y los ácidos gástricos, pueden provocar una pérdida de minerales de los dientes y favorecer las caries. Para evitar esta patología el dentista le aplicará flúor en los dientes o le aconsejará utilizar un colutorio de flúor.

Cáncer

Dos estudios realizados por los investigadores del Fred Hutchinson Cancer Center en Seattle, informan que existe un vínculo entre la salud oral y el cáncer. Hay una bacteria oral llamada Fusobacterium nucleatum, que se ha relacionado con el cáncer colorrectal.

Enfermedad cardiovascular

En España se producen 70.000 infartos de miocardio al año. La Fundación Española del Corazón asegura que las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte en España.

La salud bucodental está directamente relacionada con la salud cardiovascular, ya que las personas con una periodontitis grave tienen un riesgo 2 veces mayor de sufrir un infarto de miocardio y más de 4 de sufrir un accidente vascular.

En España, 8 millones de personas padecen enfermedades periodontales, como la gingivitis. Las bacterias que existen bajo la encía pueden pasar a la sangre y afectar a otras partes del organismo, por lo que aumentan el nivel de inflamación de todo el cuerpo.

Es aconsejable que el paciente cardiovascular utilice pasta de dientes con acción antiplaca tres veces al día, y dos veces al día lo complemente con un colutorio.

Personas con VIH y leucemia

En las personas con VIH pueden aparecer candidiasis orales o sarcoma, porque el sistema inmune está afectado. Y en los pacientes con leucemia pueden surgir en la boca petequias o sangrado de encías.

Salud oral en la tercera edad

El 29% de las personas mayores de 65 años tienen problemas para masticar. En esta etapa la disminución de saliva puede aumentar el riesgo de enfermedades bucodentales, también hay un mayor riesgo de caries y patologías periodontales, porque las encías tienden a retraerse.

Es aconsejable acudir con frecuencia al dentista, para detectar el cáncer oral, ya que a estas edades aumenta el riesgo de padecer esa enfermedad.

Hay que acabar con el mito de que los dientes se caen con la edad, ya que esto ocurre porque hay una recesión de encías.

«Eso de que con la edad se pierden los dientes es absolutamente falso. Los dientes ni crecen ni se separan ni se abarquillan por la edad. Detrás hay patología, que es la pérdida de encía y hueso», informa el doctor Miguel Carasol, coordinador de la Alianza por la Salud Bucal y General de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA).

Salud oral y diabetes

En España hay 5,3 millones de diabéticos, el 14% de las personas mayores de 18 años sufren diabetes. La relación de la periodontitis y la diabetes, es bidireccional.

La enfermedad periodontal influye en la diabetes, empeorando su control. Aunque la diabetes tipo 1 infantil y la tipo 2 en adultos, también empeoran el estado periodontal.

Además, las personas diabéticas tienen más posibilidades de sufrir hipersensibilidad dental, infecciones o xerostomía.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Categorías
Últimas publicaciones