Factores a tener en cuenta para encontrar un buen psicólogo

En esta ocasión hablaremos de los factores a tener en cuenta para encontrar un buen psicólogo. Lo primero que debemos pensar es que un buen psicólogo es alguien con el que nos encontremos a gusto y podamos tratar con libertar lo que queramos, que sepa escuchar y explicar de manera clara las técnicas

Deberá poder ejercer la profesión

Estamos ante un consejo que puede parecer claro, pero lo cierto es que en el campo de la salud mental es posible encontrar profesionales que pueden ayudarte, pero que no van a se psicólogos.

De la misma forma tienes que alejarte de personas que simulen el proporcionarte consejos para el bienestar y que no tengan base alguna.

Pensemos que después de la obtención del grado, el psicólogo puede formarse o especializarse como psicólogo clínico, mediante el PIR, después de haber cursado un máster.

Todos estos datos te van a aportar información de utilidad para poder acercarte a los profesionales más adecuados, además de si sigue formándose, la trayectoria y experiencia que tienen etcétera.

Precaución con las apps

Como nos dicen dese emmaribas.com, hay que tener cuidado, puesto que muchas de estas apps para dispositivos móviles para ayudar psicológicamente no tienen respaldo científico alguno.

Pensemos que buena parte de estas apps que se encuentran son de autoayuda y no tienen supervisión. Con ellas se puede poner la depresión, tristeza, ansiedad o poco ánimo en manos de ellos, sin haber hablado con un profesional de la psicología.

Preguntar por clase de terapia con la que está trabajando

Del enfoque a nivel terapéutico que tenga el psicólogo va a depender el resultado. Es de gran importancia la elección de un psicólogo done la filosofía te hagas sentir cómoda y segura, que sea compatible con las necesidades y metas propuestas.

A veces todo depende del enfoque a nivel terapéutico que tendrán los resultados.

Por todo ello es fundamental que el psicólogo elegido te haga que te sientas cómodo y seguro, que sea compatible con tus propias necesidades y las metas que te propongas.

Confidencialidad

En este sentido, no debes olvidar que la consulta es necesario que sea un sitio seguro para ti donde todo lo que digas se va a quedar ahí, además de tu propia mente y también en la del psicólogo.

Es fundamental saber que hay un código deontológico que estará destinado como regla de conducta profesional, en el ejercicio de psicología en cualquiera de sus tipos. Por todo ello se necesita una confidencialidad al cien por cien.

Búsqueda de un perfil especializado en el problema

Existen profesionales formados en varias áreas en concreto, que pueden contar más o menos que ver con lo que te sucede.

Respirar en entornos seguros y de confianza

Aunque no se establece una relación de amistad, se existe un entorno de confianza, de transparencia y de protección.

Es importancia que se vayas a sentir entendido, apoyado y que no te sientas juzgado en ninguna ocasión por el psicólogo.

Fijarse en las referencias y opiniones de los demás

A veces es bueno conocer las opiniones de los que hayan tenido la oportunidad de pasar por la consulta y saber cómo se han tratado.

Conocer la tarifa desde un principio

Es necesario conocer el aspecto económico. Se dice que si se elige uno de la Seguridad Social suele ser bastante lento, por lo que en el caso de que lo necesites en ese momento, deberás pensar en un psicólogo por la privada.

Debes solicitar información sobre la tarifa y las maneras de pagar al comienzo de la terapia para que no se produzcan sorpresas después.

Con el precio, es necesario preguntar sobre lo que va a durar la sesión. Por lo general, las sesiones tienen una duración de 45 minutos a una y la terapia tendrá una duración de como mínimo entre tres y seis meses.

En el caso de la duración máxima va a depender de cómo vaya a todo, las necesidades que se tengan y los resultados que se logren.

Y terminando…

Como ves, elegir un psicólogo de calidad no es algo que se pueda hacer en dos minutos y tampoco vale cualquiera. Estamos ante una elección que es bastante subjetiva y que debemos tener en mente, esto es algo que está claro y que te ayudará a elegir de forma correcta.

Así que ahora tienes una serie de herramientas con las que es posible no ir de ciegas a la hora de contratar a un profesional de este campo. Suerte en la elección que al final tomes en este sentido.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Categorías
Últimas publicaciones