Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Se suceden los homenajes a los grandes valedores y maestros del rock nacional

La música es una de las grandes obras del ser humano, una de las que demuestran su capacidad para construir algo realmente bonito, espectacular y que tiene la capacidad de incidir en el pensamiento y las actuaciones de otros seres humanos. Nuestra sociedad debe mucho a la música porque, sin ella, la vida será un poco más triste, un poco peor. Y la verdad es que sería una verdadera lástima que así fuera. Ni que decir tiene que, con la música de fondo, todos y todas somos mejores personas. Lo hemos demostrado en incontables ocasiones.

La música es una de las grandes obras del ser humano, una de las que demuestran su capacidad para construir algo realmente bonito, espectacular y que tiene la capacidad de incidir en el pensamiento y las actuaciones de otros seres humanos. Nuestra sociedad debe mucho a la música porque, sin ella, la vida será un poco más triste, un poco peor. Y la verdad es que sería una verdadera lástima que así fuera. Ni que decir tiene que, con la música de fondo, todos y todas somos mejores personas. Lo hemos demostrado en incontables ocasiones.

La música en España, como en el resto de países, ha tenido una gran influencia en mucha gente. Hay una gran cantidad de bandas y cantantes que han marcado época en España y nosotros, durante los próximos párrafos, vamos a hacer incidencia en la importancia que ha tenido un género musical en el interior de nuestras fronteras. Nos referimos al rock, un estilo que caló hondo en nuestro país y que, en efecto, nos ha dejado a varias de las grandes personalidades de la música en castellano. Todos los críticos musicales del panorama nacional así lo han reconocido en incontables ocasiones.

Aunque es cierto que ya existían buenos grupos de rock antes de los años 80, fue en esa época cuando empezaron a surgir bandas tremendas dentro de nuestro país. El nacimiento de Leño (que fue en 1978) marcó las pautas que debían seguir el resto de bandas. La fundación de grupos como Los Suaves, en Ourense, o Loquillo y los Intocables (en Barcelona) empezaron a darle más cobertura a todo lo que tenía que ver con el rock y sus diferentes subgéneros en el interior de nuestras fronteras. Al final de la década, se produjo una explosión tremenda del rock con grupos como Extremoduro o Platero y Tú para más tarde, en los 90, dejar sitio a los Marea, M-Clan o Fito y Fitipaldis.

Es cierto que todos los grupos de rock españoles ya tienen un recorrido y que, como consecuencia, algunos de sus integrantes tienen una edad avanzada y empiezan a sondear el retiro. Rosendo Mercado, sin ir más lejos, ya se ha retirado. Robe Iniesta, con su grupo Extremoduro, lleva dos años (por culpa de la pandemia) planteando una gira de despedida que habrá que ver cuándo se desarrolla finalmente. Con esta situación, lo lógico es que empiecen los homenajes. Y en muchos lugares, esos homenajes llegan en forma de bustos conmemorativos. Los profesionales de Bustos Personalizados nos han indicado que ha crecido la demanda de este tipo de piezas con la figura de alguna de las grandes estrellas del rock nacional.

Necesidad de una nueva generación

Una cosa es cierta: el rock necesita nuevos referentes. Y no porque los otros ya se hayan quedado desactualizados. Al contrario: las grandes canciones del rock siempre perduran, es una de las mayores características de este género musical. Pero lo que está claro es que la aparición de nuevos grupos siempre contribuirá a refrescar el panorama y a engrandecer a este tipo de música. Eso es lo que ha ocurrido en Estados Unidos con el surgimiento de una banda como Greta Van Fleet, que ha sido comparada de manera irremediable con Led Zeppelin.

Lo cierto es que, volviendo al panorama nacional, hay muchas bandas que están buscando hacerse un hueco en lo que tiene que ver con el rock en castellano y que pueden ser las protagonistas de esta nueva generación a la que venimos haciendo alusión en este artículo. Ni que decir tiene que el hecho de que consiguieran hacerse ese hueco sería una noticia fantástica para un mundo del rock que siempre necesita novedades y que se va a ver beneficiado con ellas.

Una buena guitarra, un solo de batería, un fantástico bajista o un frontman con estilo son argumentos, entre otros muchos, que esgrimen las bandas de rock nacionales para granjearse ese hueco que demandan y que, desde luego, muchas merecen. Y es que tiene mucho mérito tocar rock en un momento como el actual, en el que otro tipo de música es la que se encuentra más de actualidad y la que llama la atención de los más jóvenes.

Es evidente que tenemos que poner toda la carne en el asador para hacer que el rock nacional nunca pase de moda. Y buena parte de ese trabajo consiste en seguir admirando y reconociendo la labor de los antiguos rockeros y rockeras, los que hicieron de nuestro estilo de música favorito un verdadero fenómeno de masas en España. Y ese reconocimiento se está produciendo en España. La elaboración de muchos bustos de rockeros da buena cuenta de ello y así lo seguirá haciendo durante los próximos tiempos.

Comparte este artículo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Categorías
  • Arte
  • Cine y TV
  • Cuídate
  • Cultura
  • Hazlo tu mismo
  • Moda
  • Música
  • Tendencias sociales
Últimas publicaciones