Ahora que se acerca el verano, actualiza tú mismo tu casa con un buen toldo

Poco a poco van pasando los días y ya le decimos adiós al mes de febrero y, con ello, ya empezamos a mirar hacia el futuro y poco a poco ya vamos viendo más cerca la primavera. Pero no solo eso, sino que cada día que pasa el verano también está más al alcance de la mano por lo que no debemos descuidar las fechas y tenemos que ir pensando ya en el verano. Y es que muchos somos los que aprovechamos la época estival para hacer obras o reformas en casa, pero no solo eso, sino que también nos vienen a la cabeza nuevas ideas para actualizar nuestro hogar y, con ello, no dejar que se quede anticuado. Que esto lo hagamos en verano no es para nada casual y es que muchos de nosotros aprovechamos que nos vamos de vacaciones o que nos mudamos a nuestra segunda residencia para dejar que los obreros trabajen con calma y a sus anchas o, en el caso de que lo hagamos nosotros mismos, aprovechamos el verano para tener más horas de luz. Es por ello por lo que a lo largo de las próximas líneas os queremos hablar de los toldos y es que este es uno de los elementos más codiciados del verano debido a que nos alivia del sol.

Un toldo, como os decimos, es uno de los elementos que, aunque han ido avanzando con el paso de los años, lo cierto es que existen desde hace mucho tiempo. Además, existen muchos tipos de toldos y pérgolas para el jardín, ventana, terraza, porche o balcón, entre otros. Así, según vivamos en un piso o un chalet tendremos una gran gama donde elegir. Y a la hora de tomar la decisión sobre el tipo de toldo, hay que tener en cuenta dos factores principales: la morfología del lugar donde se instalará y las preferencias del propio usuario (tamaño, durabilidad, seguridad, estilo…). En este sentido, aunque nosotros mismos podemos instalar el toldo, lo cierto es que para este paso es interesante contar con la ayuda de un buen profesional. Así, si vosotros no tenéis ninguno de confianza, nosotros os recomendamos que os paséis por Toldos Clot, donde, además de asesoraros, encontraréis una amplia gama de toldos adaptados a vuestras necesidades. Y es que tan importante es el uso que la damos al toldo, como saber escogerlo. Es por ello por lo que ahora os vamos a detallar algunos de los modelos más utilizados en nuestro país:

  • Toldo corredero. Son los tipos de toldo que se instalan en las pérgolas. En este caso, instalamos una estructura (pérgola) de aluminio con palillería de lona y que cuente con la posibilidad de instalar cortinas en los laterales. El toldo corredero es una pieza adaptable y se puede instalar con posterioridad a la instalación de la estructura, o bien, ser sustituido o reparado cuando resulte necesario.
  • Toldo garden rain. En este caso, se trata de un toldo plano motorizado muy similar al utilizado en las pérgolas. Su tejido es impermeable, por lo que está especialmente indicado para la protección de la lluvia. Se monta sobre una estructura de aluminio con guías laterales.
  • Toldo capota. El toldo capota es todo un clásico. Es versátil debido a que puede ser instalado en ventanas pequeñas. Su punto fuerte radica en la posibilidad de ser fácilmente rotulado, además de ser vistosos y muy decorativos. Se trata de un elemento muy recomendado para ser usado en escaparates y en las puertas de locales comerciales. Pueden ser de tipo fijo, que mantienen siempre la misma posición, o bien pueden ser móviles, pudiendo ser recogidos.

Informarse antes de actuar

Informarse antes de actuar es fundamental a la hora de instalar un toldo y es que, con independencia de que lo hagamos nosotros mismos o que nos ayude un profesional, siempre debemos de tener en cuenta si podemos o no hacerlo. Esto se debe a que en muchas ciudades necesitamos permisos de las comunidades o del propio consistorio para instalar ciertos elementos en la fachada. Aunque por lo general no debería de haber mayor problema, lo cierto es que todos recordamos a Tristán, el jubilado que denunció a 800 vecinos de Salamanca por no cumplir con la ordenanza sobre cerramientos. Él había sido sancionado por ello y buscó su venganza denunciando a muchos de sus vecinos, por lo que, para evitar este tipo de conflictos, lo mejor que podemos hacer es informarnos antes de actuar, puesto que no nos cuesta nada y podemos evitarnos más de un disgusto.

Deja una respuesta