Hazlo tu mismo: como reparar la cerámica dañada en pisos y paredes

Muchas veces los azulejos del baño o la cocina terminan por romperse o fracturarse, ya sea porque han sufrido los desgastes del paso del tiempo o porque desde un principio han sido fabricados con cerámica muy frágil, que ante cualquier movimiento de las placas terrestres, como puede ocurrir con un sismo, o más bien un vibración ocasionada por el tránsito de vehículos pesados cerca del hogar, terminan por romperse o agrietarse estos elementos que son colocados desde el suelo hasta el techo o hasta media pared en la mayoría de las veces.

Una vez que esto ocurre, representa un alto costo cambiar los azulejos agrietados, y por tal motivo resulta más económico para el dueño reparar o cambiar únicamente la parte que se encuentra en mal estado, e incluso,  hacerlo por sus propios medios.

Si este es tu caso, el equipo de Cerámica A Mano Alzada, expertos en todo tipo de cerámicas e instalación de la misma, te ofrecen una guía paso a paso para reparar tu cerámica dañada como un profesional.

Cómo instalar la cerámica

Esta guía te ayudará en el proceso de diagnóstico, reparación e instalación de los azulejos dañados, e incluso, encontrarás algunos consejos útiles que debes tomar en cuenta a la hora de comprar tu nuevo cargamento de azulejos:

Reparar la cerámica sin sustituirla

Antes de pasar a quitar los azulejos y reemplazarlos por unos nuevos, debemos evaluar si podemos reparar la cerámica sin tener que sustituirla.

Existen productos que ayudan a curar la cerámica fracturada, los cuales se colocan frecuentemente en la parte de adelante del azulejo, de tal forma que no se requiere quitar los que están quebrados.

Sin embargo, esta alternativa cuando las roturas de los azulejos son superficiales y leves. Si tu caso es que  el azulejo se ha quebrado por completo y se  ha dividido en varias partes, si habría que sustituirlos directamente.

Determinando el área del ambiente en la que vamos a instalar cerámica

Si en tu caso, te toca reemplazar las cerámicas dañadas, para comenzar, debes conocer las medidas del ambiente en el que haremos la instalación. Un ambiente dentro de la construcción, no es más que el nombre del otorgado al espacio en el que se desarrollaran determinadas actividades.

Por ejemplo: Una casa con: 1 sala, 1 cocina, 1 garage, 1 terraza y 3 cuartos; Equivale a decir que tenemos una casa con 7 ambientes, en el caso específico de los baños

Así, obtenemos el área de una ambiente al multiplicar la dimensión de sus lados (largo x ancho). Por ejemplo, vamos a considerar que una sala tiene 4.20 metros de largo y 3.50 metros de ancho.

Entonces, Área= 4.20 metros x 3.50 metros = 16.17 metros cuadrados.

Número de piezas de cerámica por metro cuadrado

Es importante que a la hora de comprar las cerámicas, no te dejes dar gato por liebre, y luego termines con menos cerámicas de las que necesitabas; lo cual, a veces, suele suceder ya que en las tiendas te entregan cajas selladas que no nos permiten contabilizar su contenido.

En el ejemplo que venimos desarrollando sucede que si compramos 16.17 metros cuadrados de cerámica, quedaríamos muy ajustados por la cantidad de desperdicio que se produce en la gran parte de la misma que se quiebra en su transporte.

Este el factor de desperdicio, que generalmente varía entre el 10 y el 20%, se toma a discreción en función de la cantidad de recursos económicos disponibles. En nuestro caso, le vamos a cobrar el IVA, o sea voy a tomar un factor del 15% como desperdicio.

Por lo tanto, el total de cerámica a comprar seria 16.17 x 1.15 = 18.60 metros cuadrados incluyendo un desperdicio del 15%.

Luego de que hemos hecho este cálculo, pasamos a determinar la medida de las piezas, las cuales pueden ser de 33 centímetros x 33 centímetros, de los cuales podemos conseguir cajas de 9 unidades en el mercado.

Así, el total de piezas es = 18.60 x 9 = 167.4 piezas de cerámica de 33 x 33 centímetros.

De esta forma no pierdes la mitad de 1 pieza y pagas 18.30 metros cuadrados en vez de 18.60 metros cuadrados.

También, tienes que tomar en cuenta que en las ferreterías grandes, usualmente la caja trae marcados la cantidad de metros que contiene y venden conforme el metraje entonces la medida es más completa.

Cuando te facturan no te facturan por metro cuadrado, te sacan la cuenta, pero te facturan por pieza, lógico no quieren perder.

Por ejemplo, la caja de 33cm x 33 cm trae 14 piezas y viene marcada con 1.52 metros cuadrados, entonces para nuestro ejemplo:

Ahora 12 cajas de 1.52 metros cuadrados, hacen un total de 18.24 metros cuadrados.

Las que equivalen a 12 cajas a razón de 14 piezas por caja = 168 piezas

Pero bien, si decidiéramos llevar el resto, el cálculo seria así:

Resto de cerámica a comprar = 18.60 – 18.24 = 0.36 metros cuadrados;

Piezas restantes = 0.36 x 9 = 3.24 piezas equivalentes a 3 piezas

Entonces en esas empresas recibiríamos 168 piezas + 3 piezas = 171 piezas en función de los 16.80 metros cuadrados que solicitamos

Diagnóstico inicial de la cerámica dañada en pisos o azulejos

Ahora que tenemos las piezas que necesitamos, llegó el momento de poner manos a la obra. Aquí, lo primero que se debe determinar es la causa de la fractura de la cerámica o los azulejos.

Para ello se debe examinar cuidadosamente la pared o el piso, debido a que si simplemente fue un movimiento en la tierra lo que hizo que se quebraran los azulejos, la forma de proceder es cambiando los que están rotos.

Si ese es el caso, debemos utilizar una navaja o herramienta similar para lograr quitar uno por uno los azulejos que se encuentran quebrados para de esa forma sustituirlos.

Luego, debemos aplicar algún tipo de pegamento de azulejos, ya que al momento de colocar cualquier otra sustancia para pegar estos cerámicos a la pared puede pasar que los azulejos queden sobresalidos frente a los demás.

Por el contrario,  si la rotura de azulejos se produjo porque los mismos comenzaron a despegarse de la pared debido a su alto contiendo de humedad en su interior el problema es más grave y habrá que realizar un análisis más profundo que involucra la impermeabilización de la pared.

Pasos para reparar la cerámica dañada en pisos y paredes

Entre los materiales que vas a necesitar están: el Bonder o Bondex, separadores, porcelana, herramientas, y por supuesto, mano de obra calificada para realizar la instalación de la misma- o en este caso, tu y esta guía útil.

Una vez tengas todo listo, debes proceder de la siguiente manera:

  1. Primero hay que es ranurar, dividir o aislar el perímetro siguiendo justamente la ranura o boquilla, para evitar que se dañen los azulejos que están en buen estado al quitar los están rotos. Para hacer esto, lo mejor es usar una esmeriladora angular con un disco diamantado (para concreto) de 4 pulgadas o una navaja que represente un riesgo más alto.
  2. Luego con un cincel y un martillo retira el azulejo viejo hasta que logres ver el
    ladrillo o block.
  3. Una vez que esté bien limpia la superficie, prepara pega azulejo o bondex y aplicar una capa uniforme en el piso o muro.
  4. Después, utilizando una espátula dentada marca unos surcos, y asienta bien la pieza de azulejo, presionando hasta que quede al mismo nivel que los demás azulejos.
  5. Finalmente, tienes que rellenar las ranuras con porcelana o cemento blanco según sea tu caso.
  6. Finalmente, deja secar la porcelana y limpia el exceso con un trapo húmedo.

¿Qué podemos hacer con la cerámica quebrada?

Hay variedad de razones por las que podemos conseguir una cerámica rota en casa. Ya te hemos comentado que podría ser por el movimiento de la estructura a su alrededor, por un problema de humedad, o incluso, podrían quebrarse al momento de ser transportadas desde la tienda hasta la casa (por eso te recomendamos tomar en cuenta esta probabilidad a la hora de calcular el número de piezas a comprar).

Sin embargo, también puede suceder que dependiendo del lugar en el que estemos haciendo la instalación se generen más desperdicios de cerámica. Esto porque debido a las características de algunos espacios, debemos hacer ciertos cortes y arreglos que nos llevan a generar dichos desperdicios.

Al fin y al cabo, que podrías terminar con un montón de cerámica quebrada que deberás tirar a la basura. Sin embargo, podrías darle una segunda vida útil.

Por ejemplo, puedes utilizar los pedazos para cubrir espacios pequeños que necesiten una reparación. Esto siempre hace falta y hay que pensar que siempre es más costoso pagar a alguien por botar la cerámica quebrada, que utilizarla en un espacio que necesitamos cubrir invirtiendo solo un poco más de presupuesto. Además, que estamos contribuyendo con el medio ambiente al no generar tanto desperdicio.

 

Deja una respuesta