¿Cómo elaborar tus propios empaques para tus productos?

Sabemos que emprender en un negocio no es nada fácil. Que no todos contamos con el presupuesto ni el equipo, ni los recursos necesarios para cada paso del proyecto y muchas veces debemos ingeniárnoslas siendo jefe y empleado, productor y comercial, y encargarnos nosotros mismos de la elaboración y realización de mucho de lo que hay que hacer para surgir en nuestro mercado de selección.

Sabemos que emprender en un negocio no es nada fácil. Que no todos contamos con el presupuesto ni el equipo, ni los recursos necesarios para cada paso del proyecto y muchas veces debemos ingeniárnoslas siendo jefe y empleado, productor y comercial, y encargarnos nosotros mismos de la elaboración y realización de mucho de lo que hay que hacer para surgir en nuestro mercado de selección.

Por ejemplo, muchas veces vamos a tener que ocuparnos de elaborar nosotros mismos el packaging de nuestros productos, factor importante para la protección de nuestro producto y para una experiencia de compra completamente satisfactoria para nuestros clientes.

Si este es tu caso, sigue leyendo que nuestros amigos de Grupo Mimo, expertos en packaging, nos dan algunos consejos para crear el nuestro.

La salud y seguridad es lo primero

Lo primero hoy en día es cumplir con las normativas de seguridad e higienización para proteger nuestro producto, y las manos por las que este pasa, del contagio del covid, además que son un requisito para que pueda circular por los diferentes puntos de entrega.

Pero, por ejemplo, si estamos elaborando packaging para el sector alimenticio, este también nos pedirán unas normas de salud y seguridad características:

  • Todas las cajas deben tener un material no tóxico y respetuoso con la naturaleza.
  • Hay que minimizar el riesgo de contaminación, de forma que los clientes pueden estar seguros de que están consumiendo un producto seguro y protegido.

Selecciona el material adecuado

El empaque debe estar pensado para proteger su contenido contra golpes o maltratos durante el transporte y la manipulación, además de otras medidas dependiendo del sector, como por ejemplo, sucede en el alimenticio, donde también se debe proteger al producto de gases, vapor de agua e incluso de aromas.

Determina su  capacidad y nivel de llenado

Otro aspecto de suma importancia es la capacidad que tendrá la caja, ya que si calculamos mal el tamaño de la misma el producto podría no caber después o quedar bailando dentro de ella y desprotegido.

Para hacer este cálculo debemos tener el producto en  mano y medirlo, tomando en cuenta también un espacio extra por si necesita albergar cierta cantidad de aire (en el caso de la comida) o para colocar separadores o relleno de protección extra en el caso de productos sensibles.

Elabora un diseño innovador

Parte importante de los empaques no es solo que cumplan con las normativas y certificados exigidos para su correcto uso, sino que también tengan un diseño llamativo y atractivo que llame al cliente y que lo haga sentir que está comprando un producto de calidad y con valor agregado.

Para dar con el diseño ideal, debes evaluar a tu público target y encontrar cuales serán esas formas, colores y figuras que harían que se sorprendiera y se sintiera atraído por el producto, creando sentimientos y emociones en el consumidor y haciéndolo sentir un vínculo muy fuerte haca su adquisición.

Luego debes utilizar los puntos fuertes de tu producto, como su tamaño, funcionalidad y otras características para elaborar un empaque que cause asombro, encanto, conectividad, exquisitez y calidad.

Destaca de entre la competencia

Utiliza, también, tu empaque para distraer a los clientes de los puntos débiles de tu producto y canalizar su atención solo en los positivos. Sobre todo porque recuerda que vas a estar luchando contra marcas de gran trayectoria que muchas veces hacen que los clientes duden si probar tu producto nuevo y aún desconocido.

Rentabilidad

Un punto que tienes a tu favor es que hoy en día se está apostando por materiales y proceso que sean amigables con el medio ambiente, por lo que este material ecológico para la elaboración de empaques te saldrá más barato que el tradicional y si además, resaltas esta cualidad, además de que están elaborados a mano y sin la necesidad de maquinarias que expulsan humos tóxicos o químicos, y que no hay explotación humana de por medio, te anotarás unos puntos en ventas.

Contacto con los clientes

Ya que tu empresa será pequeña al principio,  no debes ver esto como una desventaja contra tu competencia, más bien úsalo a tu favor. Lo pequeña de tu compañía te permitirá tener una comunicación más directa con el cliente de forma que pueda recibir un feedback más inmediato y poner todos sus consejos en práctica para elaborar empaques que les gusten cada vez más y que les haga recomendarte con más y más clientes potenciales.

Recuerda que al final todo esto es para complacerles, para que queden emocionalmente vinculados y no duden en segur comprándote e invitar a otros a que hagan lo mimo.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Categorías
  • Arte
  • Cine y TV
  • Cuídate
  • Cultura
  • Hazlo tu mismo
  • Moda
  • Música
  • Tendencias sociales
Últimas publicaciones

Hacer una mudanza nosotros mismos es fácil si nos organizamos bien

Ahora más que nunca, a lo largo de nuestras vidas nos cambiamos varias veces de casa y es que, si…

Cómo reparar goteras en el techo paso a paso

Las goteras son un problema en una casa que se puede solucionar de manera fácil en algunos casos. Pero que…

Cómo pintar la fachada de tu casa paso a paso

Pintar la fachada de una casa parece un trabajo bastante complicado. Pero si se siguen los pasos de manera correcta…