Cómo pintar la fachada de tu casa paso a paso

Pintar la fachada de una casa parece un trabajo bastante complicado. Pero si se siguen los pasos de manera correcta y se escoge un material de calidad se puede conseguir un gran resultado. Eso sí, hay que tener cuidado porque en función del número de pisos o de la altura de la vivienda se necesitará instalar un andamio. Por lo que en esos casos, si no quieres poner en peligro tu seguridad, lo mejor es confiar en profesionales del sector.

Pintar la fachada de una casa parece un trabajo bastante complicado. Pero si se siguen los pasos de manera correcta y se escoge un material de calidad se puede conseguir un gran resultado.

Eso sí, hay que tener cuidado porque en función del número de pisos o de la altura de la vivienda se necesitará instalar un andamio. Por lo que en esos casos, si no quieres poner en peligro tu seguridad, lo mejor es confiar en profesionales del sector.

Sin embargo, si tu casa es una de una altura y no hay grandes dificultades puedes pintar tú mismo o misma la fachada de tu vivienda y así ahorrarte una importante cantidad de dinero. Y es que si apuestas por hacer tú mismo esta tarea tan sólo tendrás que pagar por la pintura y las herramientas.

Paso 1: Compra el material necesario

Por supuesto, el primer paso para poder pintar tú mismo la fachada de tu casa es hacerte con el material necesario.

La pintura es fundamental y debes escogerla en función de las necesidades y es que hay diferentes tipos de pinturas. “En el caso de tener que escoger una pintura para la fachada de una vivienda hay que tener en cuenta la permeabilidad al agua, la resistencia a la alcalinidad y a los agentes atmosféricos, así como la durabilidad al exterior”, explican desde Pinturas Decolor, empresa fabricante y distribuidora de pinturas, revestimientos y tratamientos especiales.

Respecto a las herramientas, entre los artículos básicos que necesitas hay que destacar un rodillo, una brocha, una cubeta, cita de carrocero y una escalera para poder llegar a las zonas de mayor altura.

Paso 2: Limpia y sanea la fachada

Una vez que ya tengas la pintura y todas las herramientas necesarias debes limpiar y sanear la fachada. Así, debes limpiar bien la pared con un buen cepillado para poder eliminar la suciedad acumulada y después puedes coger una manguera para aplicar un chorro a presión de agua y obtener un mejor resultado.

También debes aprovechar para tapar cualquier tipo de fisura o grieta en la fachada y arreglar los desperfectos.

Paso 3: Protege las ventanas y el suelo

El siguiente paso para pintar tú mismo la fachada de tu vivienda es proteger todos los elementos para que no se ensucien o manchen durante el proceso. Así debes proteger las ventanas, la puerta de entrada y el zócalo con cinta de carrocero. El suelo junto a la fachada también lo debes de cubrir con una lona de plástico o con cartón.

Paso 4: Aplica una base o imprimación

En función de la situación de la fachada o la calidad de la pintura escogida es recomendable aplicar una base o imprimación. De esta manera, se consigue la pintura se adhiera mejor a la fachada y el resultado sea mejor y más duradero.

Paso 5: Pinta la fachada

Una vez que la fachada ya está en las mejores condiciones posibles ya puedes comenzar a pintar. Como consejo para aplicar bien la pintura es que primero hay que aplicar la pintura con un pincel en las esquinas y ángulos de difícil acceso. También debes utilizar el rodillo sin fuerza para conseguir un resultado homogéneo y quitar siempre los excesos de pintura de las diferentes herramientas empleadas. Otra recomendación para conseguir un buen resultado es aplicar la pintura de arriba abajo.

Paso 6: Aplica una nueva capa y repasa los desperfectos

Una vez que ya hayas aplicado la primera capa de pintura debes dejar secar la fachada. Según los expertos entre la primera y la segunda capa se recomienda esperar al menos 8 horas, aunque debes comprobar que esté la pintura bien seca. Así, transcurrido este tiempo puedes aplicar la segunda capa.

Una vez que ya hayas finalizado con la segunda capa de pintura debes comprobar que la pintura está homogénea por toda la fachada y cerciorarte de que no hay ninguna zona con desperfecto o escasez de pintura.  En el caso de que los haya debes solucionarlos.

Y así es como se pinta la fachada de una vivienda paso a paso. Si sigues estas recomendaciones podrás conseguir un buen resultado. Pero si tienes dudas de tu capacidad o de que puedas conseguirlo tú solo siempre puedes pedir ayuda a un amigo o familiar. Y por supuesto, también puedes confiar en un pintor profesional que se encargará de pintar el exterior de tu vivienda garantizando el mejor resultado posible y tú no te tendrás que preocupar de nada.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Categorías
  • Arte
  • Cine y TV
  • Cuídate
  • Cultura
  • Hazlo tu mismo
  • Moda
  • Música
  • Tendencias sociales
Últimas publicaciones

¿Cómo elaborar tus propios empaques para tus productos?

Sabemos que emprender en un negocio no es nada fácil. Que no todos contamos con el presupuesto ni el equipo,…

Hacer una mudanza nosotros mismos es fácil si nos organizamos bien

Ahora más que nunca, a lo largo de nuestras vidas nos cambiamos varias veces de casa y es que, si…

Cómo reparar goteras en el techo paso a paso

Las goteras son un problema en una casa que se puede solucionar de manera fácil en algunos casos. Pero que…